Nacionales

Violaron la cuarentena, fueron a una fiesta y terminaron siendo testigos de un asesinato

Un hombre de 59 años murió en las últimas horas en el Hospital Domingo Funes de Córdoba, tras recibir un disparo en la cabeza mientras se encontraba en una fiesta. Aunque las primeras versiones apuntaban a un suicidio, ciertos indicios colocaron en el centro de las sospechas al hermano mellizo de la víctima.

Leer también: María Juana y San Vicente rompieron la cuarentena decretada por Fernández

Aparentemente, al menos una treintena de personas rompieron la cuarentena obligatoria por el coronavirus el domingo, al participar del festejo familiar que se convirtió inesperadamente en escenario de un crimen. Ellos también, en efecto, fueron una pieza clave para la investigación.

Las contradicciones de algunos de los invitados fue lo primero que llamó la atención de las autoridades. Después, otros tantos terminaron quebrándose y derribaron por completo la posibilidad de un suicidio.

Según los testimonios, en un momento de la noche Pedro Suárez le disparó con un revólver a su hermano mellizo, Luis, quien fue trasladado gravemente herido hasta un centro de salud de la zona, donde murió horas más tarde.

Leer también: Detienen 10 adolescentes por día que no cumplen la cuarentena

El hermano de la víctima fue detenido por orden de la Fiscalía de Cosquín e imputado por el delito de “homicidio calificado por el uso de arma de fuego”.

Fuente: TN.

La entrada Violaron la cuarentena, fueron a una fiesta y terminaron siendo testigos de un asesinato se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba