Curiosidades

Usó un autobronceante en aerosol y quedó naranja: precauciones

Es un cosmético que al aplicarlo en la piel aporta un tono bronceado natural durante un tiempo. Los autobronceadores pueden ser más o menos permanentes, dependiendo de su composición y el modo de acción.

Ellena Brice quiso cambiar su tono de piel para estar más “doradita” y eligió una presentación en aerosol, pero su apariencia quedó totalmente artificial con el rostro casi anaranjado. De acuerdo a la mala experiencia se autodenominó: “Dorito Andante”. La chica asegura haber seguido los consejos de un amigo, pero nunca tuvo en cuenta la tonalidad del bronceador que iba a elegir.

La maquilladora de Orpington, Gran Londres, protagonista de la historia, afirmó que cubrió toda su piel con autobronceante y lo dejó el tiempo estipulado. Brice se horrorizó, al ver que el producto le tapó los poros y que el borde del labio superior se tiñó de color castaño.

Después de exfoliar su piel intensamente para ver si podía atenuar un poco el color, se dio cuenta que sangraba y la piel estaba cada vez estaba más reseca. Por si fuera poco, tuvo que comenzar a usar una base de tonos más oscuros mientras el bronceado se desvanecía, para disimular semejante lío.

Su familia y amigos encontraron gracioso el accidente, pero la joven quedó impactada por todo lo vivido y reconoció que aceptará su tono de piel natural de ahora en adelante.

Cómo aplicarse un autobronceante

“No es que los autobronceantes sean malos, se deben emplear de manera correcta. Antes de aplicar autobronceante hay que tener la piel limpia y exfoliada, al parecer en este caso no ocurrió así”, explica a Con Bienestar la dermatóloga Agustina Vila Echague (MN 96.999).

Si no se exfolian codos, rodillas y palmas antes del aplicado, seguramente quedarán mucho más pigmentados y anaranjados, a diferencia de otras zonas. Esto se debe a que en esas partes hay más piel, por lo que el producto absorbe más.

La doctora aclara: “Si te estás despellejando por el sol, y te pones este tipo de producto, lo que va a terminar pasando es que vas a tener manchas, y no queda bien. Lo mismo pasa para la gente que tiene queratosis y acné, tu piel va a quedar marcada y manchada. Se debe tener cuidado” .

La especialista recomienda poner atención al momento de exponernos al sol. “Si te autobronceaste y no te pusiste protector solar, podés estar generando muchas más manchas de las que tenías, y eso además de estar mal, no es estético”, remarca.

Lo importante es elegir productos con bronceado gradual y tratar de elegir un tono parecido al de la piel a aplicar. Además, exfoliar la piel y limpiarla, usar protector solar y luego sí, el autobronceante. Esto es un producto que se va a medida que pasan los días, “si te exfoliás en 28 días, volvés a quedar como estabas porque el producto no penetra en la piel”, concluye la dermatóloga.

La entrada Usó un autobronceante en aerosol y quedó naranja: precauciones se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba