Provinciales

Si el Municipio no paga los $306 millones que debe, Cliba rescindirá el contrato

La empresa Cliba rescindirá el contrato que mantiene con el Municipio si este no abona la deuda que mantiene con la firma antes del 22 de octubre.

El servicio de recolección de residuos en la ciudad de Santa Fe está en jaque como consecuencia de la abultada deuda de $306 millones de pesos que el Municipio mantiene con la firma Cliba desde febrero de este año. Un panorama similar está atravesando la empresa Urbafe, a la que se estima adeudan otros $300 millones.

La empresa confirmó a través de un comunicado que realizó todos los esfuerzos para mantener el servicio sin afectar a los ciudadanos. “La persistente deuda que mantiene el municipio llevo a la empresa a una situación de endeudamiento para poder garantizarle la prestación del servicio a los vecinos, pero en el actual contexto económico, resulta imposible continuar trabajando en estas condiciones”.

A pesar de las advertencias que la firma lanzó al Municipio en reiteradas oportunidades, la actual gestión no hizo frente al pago de la deuda que mantiene y el servicio de recolección de residuos está en la cuerda floja. La fecha límite para resolver la situación es el 21 de octubre, en caso de que no lleve adelante el pago, la empresa rescindirá el contrato y dejará de prestar el servicio.

Gustavo Almada, delegado de la empresa dialogó con “Pasan Cosas” y confirmó que la decisión es inamovible. “Lo que se dice es cierto,hace un mes la empresa presentó una carta documento advirtiendo sobre la situación y la decisión de rescindir el contrato”,aseguró el empleado y delegado de la firma.

En lo que respecta a la prestación del servicio de recolección de residuos es normal sin embargo la actividad que se redujo es la vinculada con el levante de montículos como consecuencia de la reducción en la flota de vehículos.“En el turno tarde había 7 camiones hoy sale uno sólo a la mañana había 6 y salen dos, es reducido el levante de montículos y el barrido”, aseguró el delegado al mismo tiempo que descartó que se vayan a tomar medidas de fuerza ya que la firma está al día con sus obligaciones.

La preocupación de los 243 trabajadores que emplea Cliba se hizo latente en septiembre cuando la empresa decidió retirar los camiones nuevos.”En ese momento se empezó a barajar lo que puede pasar. Porque la amenaza siempre existió pero nunca de esta manera”, recalcó el representante de los trabajadores y agregó: “Nunca se debieron ocho meses, hubo momentos en que se adeudaba un mes, pero nunca esto“.

La desprolija e irresponsable administración del municipio está generando consecuencia en diferentes ámbitos. La falta de pago a los proveedores afecta en primer lugar a los empleados así como también a los ciudadanos que abonan a sus impuestos en tiempo y forma. Lo que sucede hoy con Cliba es un claro aviso de lo que podría suceder en breve con Urbafe y los servicios que la municipalidad terceriza.

La entrada Si el Municipio no paga los $306 millones que debe, Cliba rescindirá el contrato se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba