Provinciales

Rosario respira humo

Las casi 600 hectáreas que se quemaron durante las últimas jornadas en el Delta del Paraná frente a la costa de Arroyo Seco sirven para explicar las causas que derivaron en una noche viciada de humo sobre Rosario y alrededores.

La calidad del aire presentó una toxicidad cinco veces superior al máximo tolerable para la población. Desde Protección Civil continúan combatiendo las llamas y sólo restaba controlar uno de los tres focos que se habían activado.

Leer también: Incendios en islas: las enormes cifras que invierte la Provincia en cada operativo

Los incendios frente a las costas de Rosario y alrededores no cesan pese a la labor de brigadistas, una logística que le insume cifras millonarias a la provincia en cada operativo que debe desplegar para sofocar las llamas.

En el caso de este martes los focos estuvieron ubicados frente a las costas de Arroyo Seco, hacia el interior del humedal. De acuerdo al registro elaborado por el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), los focos se registraron a 5, 12 y 21 kilómetros cuyas dimensiones fueron de 21,71, 242,76 y 294 hectáreas, es decir, casi 600 hectáreas que se suman a las casi 700 mil de las 1.500.000 que ostenta el castigado Piecas en el Delta del Paraná, uno de los sitios Ramsar que posee el país a nivel internacional.

Más allá de eso, para el Observatorio Ambiental de la UNR lo único que podría ayudar a la tarea denodada de los brigadistas es la lluvia que se espera para la madrugada de este jueves, lo cual permitirá sofocar de manera definitiva los focos, al menos por un tiempo.

La entrada Rosario respira humo se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba