Curiosidades

¿Probaste la Hidromiel?

Argentina es uno de los principales productores de miel a nivel mundial y un alto porcentaje de la producción se destina a la exportación. Por esto, organismos como el INTA y el INTI se ocupan del trabajo de agregarle valor a la producción primaria. Y un camino que se descubrió es que esa posibilidad se da a través de la producción de hidromiel, que posee propiedades nutritivas de la miel de abejas y enzimáticas propias de la fermentación.

En sí no existe la producción industrial de hidromiel, pero sí hay alrededor de 50 elaboradores artesanales. Entre ellos está el grupo integrante del curso de Apicultura del Paraná Miní, que la produce en base a miel ganadora de Expo Macía (Fiesta nacional de la apicultura y Expo apícola del Mercosur) y del concurso Mieles del Delta.

Pero además de las propiedades nutritivas y de las promesas de desarrollo productivo, la hidromiel también abre la imaginación y nos lleva a vivir historias fabulosas. La Feria cultural de recreación histórica medieval “Burgo del Sur”, que se realiza en Barracas, comenzó a producir hidromiel para ofrecer a los visitantes la bebida que los transporta a las épocas que el encuentro recrea. Porque si bien hay una versión de 13 por ciento de graduación alcohólica, también es posible hacer hidromiel no alcohólica, para que la disfruten los niños.

De manera que la hidromiel tiene más posibilidades de aparecer en la serie “Vikingos” que en “Games of Thrones”, del libro de Georges R. R. Martin, aunque aquí también se la menciona en la temporada en la que Sansa, hija de Eddard Stark, Señor de Invernalia, acepta el juramento de fidelidad de Brienne.

Muchas más veces aparece mágicamente en Harry Potter, de J. K. Rowling. Cuando Dumbledore llegó al número 4 de Privet Drive para darle explicaciones sobre testamento de Sirius Black fue la primera vez que Harry tomó hidromiel. Incluso durante la Fiesta de Navidad del Club de las Eminencias, Harry se tentó de risa y se atragantó con un sorbo de hidromiel cuando Luna Lovegood le hablo de la conspiración Rotfang.

El trabajo de muchos elaboradores logró que surgiera la nueva normativa para la hidromiel en el Código Alimentario Argentino. Esto permite clasificarlas según el origen floral de la miel utilizada, el contenido de alcohol, el contenido de azúcar y/o la presencia de dióxido de carbono.

En tanto en la UBA ofrecen cursos con los conceptos necesarios para poder elaborar hidromieles, dirigido, por ejemplo, a quienes contemplen encarar acciones de diversificación y sumar valor agregado a su proyecto de producción apícola.

La entrada ¿Probaste la Hidromiel? se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba