Tecno

Lunar Loo Challenge, el curioso concurso de la NASA

La NASA puso en marcha un nuevo desafío tecnológico, y para lograrlo necesita especialmente de la colaboración del público. Bajo el lema “Lunar Loo Challenge”, esta agencia del gobierno estadounidense quiere desarrollar el mejor diseño de un baño espacial que pueda funcionar en la Luna.

La competencia surgió como parte del programa Artemis, que tiene como objetivo enviar a la primera mujer y al siguiente hombre a la Luna para 2024, el módulo de aterrizaje llevará a los astronautas desde la órbita lunar hasta la superficie de la Luna.

Leer también: El invento argentino que podría reemplazar a los respiradores

El desarrollo un “inodoro lunar” significa que deberá cumplir con ciertas características técnicas que lo hagan versátil: tendrá que funcionar en órbita, donde los astronautas no tendrán peso, y también cuando los astronautas experimenten una sexta parte de la gravedad de la Tierra en la superficie lunar.

Para llevarlo adelante y captar la atención del público, NASA planea otorgar hasta 35.000 dólares en premios, y un aliciente extra: el trono espacial del ganador tendrá su lugar en el módulo de aterrizaje.

“Queríamos ver qué hay ahí fuera, cuáles son las incógnitas desconocidas y poner el poder de la multitud para encontrar a esos científicos ciudadanos que tienen diferentes perspectivas“, le dijo Mike Interbartolo, gerente de proyecto para el Desafío Lunar Loo, al sitio The Verge.

Leer también: ¿Por qué Flor de la V nunca se operó los genitales?

Otros inodoros espaciales

La nave espacial Apolo que llevó a los humanos a la Luna en 1968 no tenía baños como los conocemos. Por ejemplo, los astronautas cada vez que debían orinar tuvieron que hacerlo en un tubo de goma, de características similares a un preservativo de látex, que transfería el líquido fuera de la nave espacial o en un contenedor de almacenamiento.

Con el excremento humano pasó algo peor. La tripulación tuvo que usar bolsas de plástico con anillos adhesivos alrededor del borde, que se unían a sus espaldas.

“No tenía ningún control de olores. La tripulación lo odiaba. No fue fácil sellar bien la bolsa sin que tu compañero tuviera que ayudar. Y esa no es la forma en que queremos volver a la Luna más de 50 años después”, reconoció Interbartolo.

Por otra parte, la NASA también planea probar un nuevo baño en la Estación Espacial Internacional a fin de 2020. Llamado el Sistema Universal de Gestión de Residuos, el inodoro finalmente se utilizará en la futura nave espacial Orion de la agencia, que llevará a los astronautas a la órbita lunar.

La entrada Lunar Loo Challenge, el curioso concurso de la NASA se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba