Deportes

La vuelta del fútbol cada vez más lejos

El arco vuelve a correrse. Si primero la AFA pensaba en mayo y después en septiembre, ahora uno de los infectólogos que asesora al gobierno argentino sugiere que el fútbol recién podría volver hacia fin de año. «Diciembre me parece un mes de seguridad (para la práctica del fútbol)», dijo Eduardo López, uno de los científicos que colabora con el Poder Ejecutivo en la lucha contra la pandemia del Coronavirus.

En una entrevista con la agencia Télam, López justificó su elección: «Para la vuelta del fútbol, el coronavirus tiene que ser un virus de contagio ocasional, disminuir la cantidad de casos a un ritmo menor al 1 por ciento diario». De confirmarse la postulación de López, la AFA debería despedirse del «torneo intermedio o de transición» que pretendía jugar antes del final de 2020. E incluso de definir los ascensos de categoría en la cancha: un mes no alcanzaría para los octogonales que pretenden jugar en cada una de las divisionales. Algo parecido ocurriría con la Copa Argentina (que no se mantiene en pie), e incluso con dos competencias que exceden a la jurisdicción de la AFA, como la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana, ambas de Conmebol.

En otro tramo de la nota, el experto en epidemiología reveló que mantuvo una conversación con Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, el gremio de los jugadores. «Si el virus no tiene una franca caída no se puede comenzar a planificar nada. Hoy no es viable que haya fútbol y, por el momento, tampoco entrenamientos como se lo expliqué a (Sergio) Marchi en una conversación reciente». Por lo tanto, hasta que los contagios no comiencen a mermar no podrá pensarse en el retorno, siquiera, a los campos de entrenamiento.

En su entrevista, López postuló cinco puntos en los que las actividades deportivas que generan «puntos de contacto» entre las personas. Son instancias vitales para eventuales contagios del virus. «El primero son los vestuarios, donde se juntan entre 20 y 30 personas y, como me decía Marchi, en muchas canchas del fútbol argentino son espacios reducidos en los que no podría respetarse el distanciamiento social. El segundo son los baños, con el mismo concepto que el anterior», ejemplificó López. Y prosiguió: «Tercero están los lugares para dar las charlas técnicas, que suelen ser cerrados y concentran 15 o 20 personas muy juntas; cuarto tenemos los comedores y por último los micros para el desplazamiento de las delegaciones».

De todas maneras, el infectólogo reparó en que el juego en sí «no representa un momento de riesgo para el contagio del virus en el fútbol porque el contacto físico entre los jugadores se da por poco tiempo». Lo diferenció del rugby, ya que en esa disciplina «existen formaciones físicas y se pierde el distanciamiento durante el partido». López también se refirió a la idea de extrapolar los protocolos de regreso a los entrenamientos que se elaboraron en Europa, pero diferenció a la infraestructura disponible en la Argentina de aquella que tienen los clubes europeos: «Sucede que los entrenamientos tienen áreas comunes como vestuarios, comedores… En Europa se está intentando hacer (prácticas colectivas) pero no es fácil. El tema de las máscaras, como se está planteando en Inglaterra, no lo veo. Primero hay que analizar muy bien cómo funciona el filtro de silicona mediante fórmulas matemáticas y de computación», propuso López.

Con info de Diario Castellanos

La entrada La vuelta del fútbol cada vez más lejos se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba