Curiosidades

La orina de los astronautas serviría para construir en la Luna

La orina de los astronautas podría servir para mejorar los compuestos que se utilizan para construir una estación espacial en la Luna, según un estudio encargado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

podría hacer que la mezcla de hormigón lunar resulte más maleable antes de endurecerse

El dato es que la urea, principal componente de la orina, “podría hacer que la mezcla de hormigón lunar resulte más maleable antes de endurecerse y adoptar la forma definitiva y resistente de los futuros habitáculos lunares”, indicó la ESA en un comunicado.

Agregada a la mezcla de geopolímero, un material de construcción similar al hormigón, la orina funciona mejor que otros plastificantes comunes para reducir la necesidad de agua. Además, utilizada en una impresora 3D, la mezcla demostró ser más resistente y preservar una buena maleabilidad.

Una muestra fresca del compuesto se puede moldear con facilidad y mantiene la forma, al tiempo que soporta pesos diez veces superiores al suyo.

Al tiempo, esta mezcla reduciría los envíos desde la Tierra de materiales a la hora de construir asentamientos en la Luna, ya que aprovecharía elementos que se encuentran en el satélite.

reduciría los envíos desde la Tierra de materiales a la hora de construir asentamientos en la Luna

El principal ingrediente sería el regolito lunar, roca suelta de la superficie de la Luna, al que se agregaría la urea como superplastificante, lo que limitaría la cantidad de agua necesaria para la receta.

Una persona genera aproximadamente 1,5 litros de líquido excrementicio, lo que convierte a la orina de los futuros habitantes de la Luna en un producto “prometedor para la explotación espacial”, destacó la ESA.

Arnhof se mostró confiada por esta propuesta de usar la orina en la construcción lunar. “Sería muy práctico y evitaría tener que complicar aún más los sofisticados sistemas de reciclaje de agua utilizados en el espacio”, afirmó.

Leer también: Las compras online crecieron un 52% en la Argentina

En el estudio participaron investigadores de Noruega, España e Italia en el marco de la iniciativa Ariadna.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba