Nacionales

La hermana de Kim Jong-un terminó su gira por Corea del Sur: se reunió cuatro veces con el presidente Moon Jae-in

Kim Yo-jong estrecha la mano del presidente surcoreano, Moon Jae-in, en una imagen difundida por la dictadura norcoreana (KCNA)

La delegación, la de más alto rango que visita el Sur y que es liderada por la hermana menor del líder norcoreano, Kim Jong-un, concluyó el domingo su visita, en medio de un profundo escepticismo sobre la sinceridad de Pyongyang en sus pasos para mejorar las relaciones.

Cualquier cumbre entre las dos Coreas, que todavía están en guerra oficialmente, sería un éxito para el presidente Moon, que ha estado buscando una solución diplomática al enfrentamiento sobre los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

En un inusual honor para los visitantes extranjeros invitados, Moon se reunió cuatro veces con la hermana de Kim, Kim Yo-jong, durante la visita de tres días de la delegación. El jefe de personal de Moon celebró una cena de despedida para la delegación antes de que asistiera a un evento cultural.

La hermana del dictador comunista participó en varias reuniones de alto nivel (Yonhap/Reuters)

Su último acto en Corea del Sur fue un encuentro con Moon durante un concierto que ofreció en la capital un grupo de artistas norcoreanos, encabezados por la banda Moranbong, sumamente popular, cuyas integrantes son elegidas personalmente por Kim Jong-un.

"Nunca pensé que visitaría (el Sur) tan repentinamente. Creía que muchas cosas serían extrañas y diferentes, pero vi muchas cosas similares o iguales", dijo Kim Yo-jong en un brindis durante la cena del domingo.

Kim Yo-jong, de 30 años, es una figura cada vez más prominente en el gobierno de su hermano. Desde que concluyó la Guerra de Corea (1950-53), ningún miembro de la familia gobernante norcoreana había visitado el Sur.

(Yonhap/Reuters)

En todas sus apariciones, Yo-jong volvió a deleitar a los medios -que la han comparado con Ivanka Trump, por el rol diplomático que esta ejerce para su padre el presidente estadounidense, Donald Trump- y a la opinión pública surcoreana por su porte sencillo y elegante y su actitud sonriente y a la vez enigmática.

El sábado, Kim Yo-jong "cortésmente" entregó una carta personal del líder norcoreano a Moon y le contó sobre la "intención" de su hermano, dijo la agencia estatal de noticias KCNA, sin explicar de qué se trataba.

Funcionarios surcoreanos dijeron que Moon había sido invitado a Pyongyang para hablar con Kim Jong Un durante las conversaciones y el almuerzo que Moon organizó en la Casa Azul, el palacio presidencial surcoreano, el sábado en Seúl.

Tal reunión, de producirse, marcaría la primera cumbre intercoreana desde 2007.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien regresó a Washington después de asistir a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, dijo que su país, Corea del Sur y Japón estaban completamente de acuerdo en aislar a Corea del Norte por su programa de armas nucleares.

"No hay divergencias entre Estados Unidos, la República de Corea y Japón sobre la necesidad de continuar aislando a Corea del Norte económica y diplomáticamente hasta que abandone su programa de misiles nucleares y balísticos", dijo Pence a periodistas durante el vuelo de regreso a Estados Unidos.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que aunque Moon no discutió la invitación con Pence, el presidente de Corea del Sur dejó en claro que solo cuando Corea del Norte empiece a tomar medidas para desnuclearizarse, alguien podría considerar siquiera comenzar a disminuir la presión sobre Pyongyang.

(Con información de AFP, EFE, Reuters y AP)

LEA MÁS:

Kim Jong-un invitó al presidente de Corea del Sur a reunirse con él en Pyongyang

"¿Pueden mis pecados ser perdonados?": meditaciones de la norcoreana que mató a 115 personas buscando evitar los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba