Politicas

La Corte Suprema solicitó a la provincia pautas sanitarias para abrir juzgados

Continúa la puja por el pleno funcionamiento del Poder Judicial en la provincia durante la pandemia. Días atrás, el titular del Colegio de Abogados de la segunda Circunscripción, Carlos Ensinck, acusó públicamente al Sindicato de Trabajadores Judiciales, junto a la Corte Suprema de Santa Fe, de poner trabas en la reapertura de los tribunales.

Desde el Sindicato salieron en defensa del máximo tribunal y manifestaron que la institución había sido ofendida gratuita e injustamente, solo por limitarse a cumplir con su deber constitucional, al cumplimentar lo ordenado por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y por el actual Gobernador de la Provincia, Omar Perotti, en relación a los protocolos de salud dispuestos en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Leer también: La Corte Suprema extendió la feria extraordinaria hasta el 24 de mayo

A raíz del decreto firmado por el gobernador, Omar Perotti, donde se habilita la reactivación de ciertas actividades liberales, desde el máximo tribunal afirmaron que elevarán un pedido de informe al Ministerio de Salud de la provincia para que indique cómo implementar el ejercicio de profesiones autorizadas y poner en marcha todo su funcionamiento.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, afirmó a CADENA OH! que luego de la autorización en el día de ayer al trabajo de nuevos rubros en Santa Fe y Rosario durante el horario vespertino, el tribunal se encuentra abocado al análisis del alcance de la medida, por lo que próximamente habría nuevas definiciones.

Gutiérrez manifestó que desde los Colegios de Abogados, “no tienen la menor idea de lo que están diciendo” con respecto a la apertura indiscriminada de los tribunales, edificios donde transitan diariamente más de 5 mil personas en Rosario y 2 mil en Santa Fe: “Nosotros estamos cumpliendo con un decreto nacional que es el de aislamiento social, preventivo y obligatorio. Buscamos un equilibrio entre el funcionamiento de la Justicia y la salud de la comunidad. No podemos abrir más porque estaríamos contrariando el decreto nacional”, manifestó el magistrado.

El presidente del máximo tribunal explicó que durante el período de cuarentena, unos 200 magistrados y 250 secretarios continuaron trabajando desde sus oficinas o en sus residencias, se dictaron 6 mil sentencias y se celebraron más de mil audiencias, mientras que el fuero penal nunca dejó de funcionar ya que “no se puede pedirle a los detenidos que esperen a terminar la pandemia para tomar declaraciones o resolver una prisión preventiva”, concluyó Gutiérrez.

Escuchar también la nota completa:

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba