Provinciales

Internaron a cuatros nenas intoxicadas con monóxido

20-07-2017 | POLICIALES | ROSARIO
Internaron a cuatros nenas intoxicadas con monóxido

Estaban en un departamento del Fonavi de Ovidio Lagos y Rueda. Una de las niñas perdió el conocimiento pero lo recuperó más tarde.

Cuatro nenas menores de edad fueron asistidas este miércoles por la tarde en su departamento de Ovidio Lagos y Rueda, todas con síntomas de una intoxicación por monóxido de carbono. Se recuperaban en un hospital.

Tras un llamado recibido cerca de las 17.40, acudieron dos ambulancias al complejo de viviendas, donde se encontraba una mujer con sus hijas de 14, 13 y 9 años de edad. Otra hija de 12, con antecedentes de epilepsia, había perdido el conocimiento pero lo recuperó más tarde, según detalló el director del Sies, Adrián Pafundi

La madre, quien descubrió el alarmante panorama – una de sus hijas son vómitos – cuando salió de bañarse, logró reponerse en el lugar, mientas que las cuatro menores fueron trasladadas al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, donde en un principio todas evolucionaban favorablemente.

La familia se encontraba en su casa, un ambiente calefaccionado y al parecer sin ventilación, y todo indica que por eso habrían sufrido una intoxicación por inhalar monóxido de carbono, un riesgo cuando los aparatos de climatización no son de tiro balanceado, entre otras variables.

Gas venenoso

Para evitar contratiempos de este tipo, que pueden ser fatales, se recomienda controlar el buen funcionamiento de los artefactos para calefaccionar y ventilar adecuadamente los ambientes, ya que el gas emanado por una mala combustión.

El monóxido de carbono es un gas altamente venenoso que no tiene color, olor ni sabor y es casi imposible detectarlo por los sentidos. Puede ocasionar daños en el sistema nervioso central, provocando asfixia y consecuencias irreversibles, incluso la muerte en caso de concentraciones muy altas.

Los síntomas de una intoxicación aguda son: confusión, mareos, dolores de cabeza, zumbido de oídos, nauseas, vómitos, palpitaciones, parálisis y convulsiones, entre otros.

Fuente: Sin Mordaza

Imprimir

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba