Provinciales

Falsos “carteros” asaltan a una mujer en su casa

20-07-2016 | POLICIALES | MARíA SELVA
Falsos "carteros" asaltan a una mujer en su casa

Los delincuentes tenían camperas del Correo Argentino. La dueña de casa fue maniatada. Le llevaron dinero, alhajas, ropas, una computadora y su teléfono celular.

Una mujer que vive en barrio María Selva fue víctima hoy de dos delincuentes que llegaron hasta su casa (en Hernandarias 2600) disfrazados como "falsos carteros".

"Eran cerca de las 10 cuando escucho que tocan el timbre. Me asomo y veo a dos hombres; los dos estaban vestidos con camperas con el logo de Correo Argentino. Por eso no sospeché nada raro. También tenían unas carpetas", comenzó diciendo Susana (59) en diálogo con El Litoral.

"Ni bien abro la puerta uno de ellos me da un empujón y se mete adentro de mi casa.
Me agarró de la cara, me apretó bien fuerte la mandíbula que yo no podía hablar y me tiró arriba de la cama. Después me di cuenta que entró el otro", relató.

"Ahí, comenzaron a pedirme 50 mil dólares por una supuesta casa que yo había vendido en la Costanera. Una mentira total. No sé de dónde habían sacado semejante disparate. Uno de los tipos estaba ‘sacado', muy nervioso y a cada instante me reclamaba por ese dinero. El otro se quedó en la cama y me maniató con un cable que encontró y con la correa de una cartera", prosiguió.

"Después dieron vuelta la casa, revolvieron todos los cajones, los roperos, tiraron todas las cosas al suelo. Mientras tanto yo rezaba para que no me hagan nada. Finalmente se llevaron algo de dinero que había en la casa, mis alhajas personales que no son nada importante, algo de ropa, una notebook y mi teléfono celular", culminó.

Poco después, llegaron al lugar agentes del Comando Radioeléctrico y de la seccional 11ª que interviene por jurisdicción.

Por su parte, los vecinos señalaron la intranquilidad con la que viven debido a los constantes hechos delictivos que se dan en la zona.

Fuente: SM / El Litoral

Imprimir

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba