Internacionales

El papa Juan Pablo I será beatificado

El Papa Francisco autorizó esta mañana promulgar el decreto para la beatificación de Juan Pablo I, el Santo Padre que duró solo 33 días como máxima autoridad eclesiástica hasta que en la madrugada del 28 de septiembre de 1978 fue encontrado sin vida en su cama. Su muerte estuvo bajo un manto de sospecha y teorías conspirativas.

El Vaticano reconoció como un milagro el caso de una niña argentina que hace 10 años estaba en estado vegetativo y sin esperanzas de sobrevivir pero que se curó de forma inexplicable tras el rezo de su madre a Albino Luciani, aquél que por su cordialidad llegó a ser conocido como “La Sonrisa de Dios”. Se abre así el camino para la beatificación del Pontífice veneciano y ahora sólo se espera la fecha, que será fijada por el Papa Francisco.

Nacido el 17 de octubre de 1912 en un pueblo de la región del Veneto, en el nordeste de Italia, murió el 28 de septiembre de 1978 en el Palacio Apostólico del Vaticano, apenas 33 días después de haber sido electo al trono de Pedro el 26 de agosto de ese mismo año. Lo encontró sin vida en su apartamento pontificio la monja que le llevaba el café a su habitación cada mañana.

Para que una persona sea candidata al libro de los santos, el primer paso es que en vida tuviera fama de santidad y que ella continúe después de la muerte. Otro requisito es que después del fallecimiento las personas pidan su intercesión para obtener gracias. Una vez cumplida estas condiciones, el obispo de la diócesis, donde ha nacido el candidato, pide la apertura del proceso a la Congregación para la Causas de los Santos. Una vez aceptada la apertura de la causa, el candidato pasa a llamarse Siervo de Dios.

A partir de allí, comienzan a llamar a testigos que han conocido a la persona o han escuchado hablar de ella. Entre ellos también puede haber testimonios en contra. El relator de la causa prepara el documento llamado Positio, que consta de una exhaustiva investigación. Si la Congregación de la Causa de los santos aprueba la Positio, el Papa emite el decreto de heroicidad de las virtudes que convierte el Siervo de Dios en Venerable. Una vez que se comprueba que los datos enviados son correctos comienza la Fase Romana.

Cuando la causa llega a Roma, el postulador tiene que demostrar que ha habido un milagro por intercesión del candidato: tiene que ser una sanación científicamente inexplicable y permanente. Una comisión médica compuesta por hasta 50 profesionales estudia que cumpla estas características y después los obispos y cardenales deben dar un veredicto positivo sobre el milagro. Luego, el Prefecto elabora un decreto que será confirmado por el Papa. Cuando este lo aprueba, ya se puede fijar fecha para la beatificación y así el Venerable es declarado beato. El siguiente paso será la canonización, que requiere de otro milagro realizado después de la beatificación y, obviamente, atribuible a la intercesión del nuevo beato. Y de esta manera se declara santo.

La entrada El papa Juan Pablo I será beatificado se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba