Deportes

Atalanta venció por 4 a 2 a Napoli: el análisis de Anna Biglietti

El telón cae en Bérgamo con el Napoli que hace registrar una nueva derrota en la temporada ante el Atalanta, rival con el que el equipo de Gattuso tuvo un punto de inflexión en la primera ronda. Casi con el mismo resultado (el ex de San Paolo había terminado 4-1 para los azzurri) esta vez fue el equipo de Gasperini el que ganó el partido directo y superó al Napoli en la clasificación.

Leer también: Lionel Messi rompió un nuevo récord

Con innumerables lesionados que pesan como piedras en el grupo napolitano, el Napoli se presentó en el Gewiss Stadium con siete jugadores de la cantera y muchas dudas en el medio del campo. El equipo visto hace tres días ante el Granada, casi idéntico al de esta tarde sobre el césped, había hecho temblar a los hinchas tras una actuación bastante escalofriante. Incapaz de responder al conjunto español, más compacto y con fuerte determinación, el Napoli se había arrastrado lentamente hacia el final, cometiendo numerosos errores. Esta tarde, por tanto, se esperaba una actitud completamente diferente a pesar del mismo once en el campo y a pesar de un momento particular de la temporada entre numerosos compromisos y lesiones. La primera mitad, sin embargo, vista en Bergamo, dejó a todos bastante asombrados al ver a ambos equipos caminar sobre el campo; ambos, pero por diferentes motivos, fueron incapaces de liberarse, y mucho menos de incidir en un partido que terminó a los cuarenta y cinco minutos con ritmos muy bajos.

El 4-2-3-1 de Gattuso siguió mostrando numerosas fallas tanto en el centro del campo como en el ataque, con Osimhen cada vez más fuera del juego. Como pez fuera del agua, el nigeriano pasó de quedarse quieto durante casi tres meses a jugarlos todos, acusando evidentemente de fatiga y de una forma física imperfecta. Por otro lado, el Atalanta de Gasperini no pudo arrebatar las riendas del partido de las manos de los azzurri, muchas veces avanzando pero sin poder hundir el golpe. Casi como un giro del destino, en cierto momento parecía que Gattuso tenía que prescindir de Politano, que en el último minuto se insertó desde el primer minuto en lugar de Insigne, ya que el capitán le había acusado de un problema de espalda. Afortunadamente, ha vuelto la alarma y es de los pies del ex Inter que el Napoli, en la segunda parte, logró responder al gol de Zapata. El partido de hecho se desarrolló a lo largo de los últimos cuarenta y cinco minutos, desde que el ex azul adelantó a Meret y marcó la ventaja. A partir de ese momento, el desafío estaba en marcha, el ritmo se aceleró y los numerosos errores cometidos por ambas partes.

Napoli con una sacudida de orgullo, una de las que no se ve desde hace tiempo, primero logró igualar el partido con una perla de Zielinski y luego volver a acortar la distancia, después de que Atalanta, habiendo subido a la silla, primero marcó el segundo y luego el tercer gol de Gosens y Muriel respectivamente.

El Napoli con una sacudida de orgullo, una de las que no se veían desde hace un tiempo, primero logró igualar el partido con una perla de Zielinski y luego acortar la distancia nuevamente, después de que Atalanta, habiendo subido a la silla, primero marcó el segundo y luego el tercer gol de Gosens y Muriel respectivamente.

Con un afortunado gol en propia puerta de Gosens, el Napoli intentó tomar un poco de aire fresco antes de verse abrumado por el cuarto y último gol de los locales firmado por Romero, que cerró así el partido.

Antes del gol final, Gattuso había intentado contener al Atalanta insertando a Ghoulam y Koulibaly, a su regreso después de la positividad al Covid, los únicos cambios realizados también dado el banco bastante corto del ex entrenador del Milan. En los últimos minutos, el El Napoli vivió un susto más con Osimhen, que fue liberado en camilla por un golpe en el campo.

Entre los errores, una vez más una actitud poco convincente y unos cuantos disturbios, el Napoli con la cabeza baja ha salido de Bergamo con la conciencia de ser un equipo de grandes talentos que, sin embargo, aún no encuentra su dimensión. Jugar apenas cuarenta y cinco minutos no fue suficiente para que el Napoli pudiera recuperar el partido ante un Atalanta que, con hambre en los ojos, se apoderó de los tres puntos y ganó el partido directo.

Fuente: https://www.goldelnapoli.it/disfatta-a-bergamo-e-crisi-profonda-in-casa-azzurra-lanalisi-di-atalanta-napoli/

La entrada Atalanta venció por 4 a 2 a Napoli: el análisis de Anna Biglietti se publicó primero en Sin Mordaza.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba