Inicio / Provinciales / Séptimo Día en Rosario: música para mirar, canciones para volar

Séptimo Día en Rosario: música para mirar, canciones para volar

El saludo final de las y los artistas del Cirque du Soleil, el último jueves en la ex Rural.

En una función especial para invitadas, invitados y prensa, el Cirque Du Soleil presentó en Rosario Séptimo Día. No Descansaré, el espectáculo-homenaje a Soda Stereo. Para el desembarco local –el show debutó en Buenos Aires y viene de cumplir una gira latinoamericana– se montó una carpa especial en predio de la ex Rural.

Este domo imponente es a la vez cápsula y escenario para articular destreza, acrobacias, fuerza, coreografías y vestuario al tempo de las canciones del trío de rock pop argentino más trascendente desde el regreso democrático.

La narración organizada a través de las canciones del grupo sigue la gestación, desarrollo y posteridad de la banda que integraron Gustavo Cerati, Charly Alberti y Zeta Bosio.

El punto de partida son unos auriculares. El rito de pasaje iniciado por un “amplificador individual” es seguido por un cóctel de lenguajes que cruza distintos momentos de la historia de Soda con variopintas emociones.

La articulación es múltiple tanto como la vastedad discográfica de Soda Stereo. Hay new wave, electropop, rock, sogas, gimnasia deportiva, acrobacia de altura y hasta un estanque de agua (un “hombre al agua”).

En otras palabras, la pericia del Cirque du Soleil se unió a la no menos generosa matriz sónica de Cerati-Alberti-Bosio para amalgamar una poderosa puesta. En ella, un escenario circular puede volverse pantalla o un sector de la carpa puede montarse y desarmarse para dar cabida a un número artístico.

A cargo de velar por la tramoya estuvieron las y los “ángeles eléctricos” que organizan el desplazamiento del público de pie.

El sonido viaja en ondas. Y la circularidad la explicó el movimiento constante de Séptimo Día. Al ya citado escenario se sumaron una pantalla semicircular que se desplegó como parte de un cuadro-canción, como cómplice –cuando replicó las caras del público– y como telón de cierre, según el caso.

Esa misma curvatura es la que organizó las gradas (el público sentado)

Al cabo de 21 temas (con algunas reversiones para el aplauso de estadio, como “Prófugos”) el recorrido espiralado que comenzó con unos auriculares estalló en un saludo final de todes les artistas (35) que le pusieron el cuerpo a los 96 minutos de Séptimo Día, un espectáculo de música para mirar y canciones para volar.

Las funciones

Este viernes a las 21 comienza la grilla de ocho funciones de Séptimo Día en el predio de la ex Rural. Las presentaciones continúan este sábado –a las 17 y 21– y este domingo –a las 16 y a las 20–. El miércoles 22, jueves 23 y viernes 24 habrás tres nuevas funciones, siempre a las 21.

Las entradas para el espectáculo parten de los 950 pesos (más costos de servicio) y se pueden adquirir en Córdoba 1256 y online, a través del sistema TuEntrada.

Te puede interesar...

Gastronomía: “100% sin cargo: te podés traer el vino y no cobramos descorche”

El restaurant queda ubicado a una cuadra al monumento de la Bandera. Avenida Belgrano, esquina Buenos Aires en la ciudad de Rosario. Se llama “Rosario del Paraná”. Duflos es el autor de la idea y dijo que “surge a partir de la crisis económica que existe en subsiste en el país. Se me ocurre que la gente pueda llegar a salir un poco más debido a implementar este sistema. No solo de que pueda traerse un vino de X cantidad de plata sino que a la hora de pagar una cuenta siempre es algo que incrementa y bastante. El cierre total de la comida. Representa un 30% y 40% del valor total”. Dio más detalles y dijo que “no es una plata que el restaurant está perdiendo. Sino que deja de ganar y lo invierte en la gente para que pueda venir a comer. Además de paliar la situación. Hay 4 combinaciones tremendas en la gastronomía hoy. Subieron los servicios, los impuestos, la materia prima y bajó la venta. No es un momento para que la gastronomía tenga hoy un gran auge. A mí siempre me gustó hacer acciones para que la gente salga a comer, para que pague un poco menos. Siempre arreglando con alguna bodega para que la gente pueda tomar un vino y llevarse otro de regalo. Hacer un descuento con alguna tarjeta o con el club de vinos. Siempre se nos está ocurriendo algo para que la gente pueda salir. El punto final es que la gente salga de su casa”. Por otro lado, Duflos aclaró que “no es descorche cero sino que tenemos en otros lugares algún descorche. Te cobran lo que vale el vino más barato de la carta. Vos el vino que lleves te van a cobrar $200 de descorche. Nosotros lo que lanzamos es 100% sin cargo. Vos te podés traer el vino y aparte no cobramos descorche”. Consultado sobre la reacción de la gente y la respuesta que da, el entrevistado dijo que “no pasa por el vino. A la gente le da más vergüenza llevarse la bolsita con la comida. Te lo digo del lado del consumidor. Hay gente que le da vergüenza, un tema del qué dirán. Voy a que la Cámara de hoteleros y gastronómicos de Rosario critica esta acción que yo hago pero proponen cosas como esas que son peores porque no ayudan al bolsillo a la hora de salir. Vos sabés cuánto comés, no pedís de más. Las cervecerías hacen el happy hour. Ellos te regalan una cerveza y te venden una. Ellos también están dejando de ganar para que estés en el local en ese horario”. Por último, añadió. “Implementé otro sistema. Nosotros no tenemos carta de vinos. Tenemos una pequeña cava a precio vinoteca. Vienen, pueden elegir, después, a futuro se van a dar cuenta que en lugar de comprarlo a la vinoteca que está a media cuadra lo pueden comprar acá y les sale lo mismo”.La entrada Gastronomía: “100% sin cargo: te podés traer el vino y no cobramos descorche” se publicó primero en Sin Mordaza.