Inicio / Nacionales / Una empresa de aceites de oliva logró el sello de calidad “Alimentos Argentinos, Una Elección Natural”

Una empresa de aceites de oliva logró el sello de calidad “Alimentos Argentinos, Una Elección Natural”

La compañía riojana Aimurai S.A. obtuvo el respaldo de origen del sello de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria, lo que le permitirá acceder a un acuerdo para su marca “Azait”, con el grupo brasilero Pão de Açúcar.

“Este trabajo nos permitirá mantener la presencia en los mercados e ir creciendo de a poco incluso superando las adversidades. Nuestras exportaciones proyectadas para el presente año con este nuevo Sello superarán las 2.000.000 de unidades en todas nuestras marcas, donde Brasil es nuestro principal mercado. Esto nos permite con orgullo demostrar que podemos exportar valor agregado y consolidar a nuestro país como origen de aceite de oliva extra virgen de calidad garantizada”, declaró Daniel Carrizo, Gerente Comercial de la empresa.

A través de la Resolución 66/2018 se otorgó el derecho de uso del Sello “Alimentos Argentinos” a Aimurai, para sus aceites de oliva Virgen Extra de las marcas “Azait”, “d”Aguirre – Clásico” “d”Aguirre – Gourmet”, “Olica” y “Siriano”. Situada sobre el Valle de Famatina, en la localidad de Vichigasta, esta compañía produce también Aceitunas y otros productos derivados del olivo, además de aceite.

Esta firma, que fue acompañada por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAIC) y el Ministerio de Agroindustria para mejorar su inserción internacional, participó en las rondas de negocios organizadas durante 2017, con el Grupo Casino. Con dicho antecedente, capitalizó esa experiencia en la edición 2018 de Expo APAS, en la ciudad de San Pablo, donde volvió a reunirse con los compradores y concretó la exportación de aceite de oliva envasado. Uno de los requisitos era mostrar y certificar el origen argentino.

Gracias a la obtención del Sello “Alimentos Argentinos” como respaldo de origen, factor determinante en el desarrollo de las negociaciones, cerró una operación para su marca “Azait” con Pão de Açúcar, integrante del Grupo Casino, el grupo minorista y de distribución más grande de Brasil. La distribución alcanzará todo el territorio del país vecino y será el único Aceite de Oliva Extra virgen argentino de importación directa que se podrá adquirir en esta cadena. Esta operación -de aproximadamente u$s 850.000- marca la vuelta de un aceite argentino de esas características a las góndolas del Grupo, después de tres años.

En 2017, Argentina exportó u$s 147 millones en aceite de oliva (con un incremento del 148% respecto al 2016).

El Protocolo de calidad de “Aceite de Oliva Virgen Extra” se encuentra disponible en la página web del Sello. Todas las empresas interesadas encontrarán allí los pasos a seguir para concretar el proceso de obtención, que les permitirá usar esa distinción de calidad (una virtual “marca país”). Esto les otorgará diferenciación y les garantizará la calidad al producto que lo exhiba.

Por obtener el sello, Aimurai además se beneficia con un reintegro por exportación adicional del 0,5% que se acumula con el general previsto para el producto. También accede a la posibilidad de participar gratuitamente de una feria anual del calendario fijado por la AAIC. Sus productos asimismo podrán estar presentes en ferias, exposiciones, seminarios y rondas de negocios nacionales e internacionales y contarán con promoción institucional en el catálogo web del Ministerio de Agroindustria, lo que abre un nuevo canal de comunicación con empresas y compradores del exterior.

Mayor información en Agroindustria.

Te puede interesar...

Investigarán si las empresas de los “cuadernos de las coimas” fueron clientes del hotel que se adjudica a Cristina Kirchner

Las ramificaciones de los cuadernos de las coimas podrían complicar a Cristina Kirchner en otro expediente que la tiene en la mira. Ahora la justicia busca determinar si las empresas acusadas de pagar sobornos a exfuncionarios “K” contrataron habitaciones en el hotel Waldorf, adquirido en 2009 por Osvaldo “Bochi” Sanfelice, socio de Máximo Kirchner acusado por Margarita Stolbizer de ser testaferro de la exfamilia presidencial. Mientras espera el resultado de la pericia contable que determinará si Sanfelice tenía la capacidad financiera para adquirir el hotel, el juez federal Daniel Rafecas le pidió al Departamento de Investigaciones de Delitos Económicos de la Prefectura Naval Argentina una tarea extra: el listado completo de empresas que pagaron por servicios de hospedaje. El objetivo es cruzar datos y comprobar si las firmas mencionadas en la causa de los cuadernos de las coimas utilizaron las habitaciones del Waldorf para lavar dinero. Hasta el momento la pericia debía analizar la relación comercial entre el hotel y las empresas Odebrecht, CPC (constructora de Cristóbal López) y Valle Mitre S.A. (propiedad de Lázaro Báez). Stolbizer denunció que el Waldorf emitió facturas a nombre de estas constructoras, proveedoras de obra pública durante el kirchnerismo. Ahora este punto se amplió y los peritos deberán analizar la totalidad de los registros y confeccionar un listado con cada una de las firmas que pagaron por los servicios del hotel ubicado en la calle Paraguay 450. En caso de detectar que entre los clientes del Waldorf se encuentra alguna de las empresas constructores, transportistas y de corredores viales vinculadas al expediente que lleva adelante el juez Claudio Bonadio, se verificarán los montos pagados por el servicio y de qué forma se abonaron, además de la duración de la estadía. El análisis permitirá identificar posibles maniobras de lavado de dinero mediante la falsa ocupación de habitaciones. Pericias El informe final de la Prefectura está retrasado y se entregaría antes de fin de año. La pericia tiene tres ejes aunque uno central: determinar si Sanfelice puede justificar los US$ 1.750.000 que utilizó para adquirir el hotel. El análisis establecerá si el socio de Máximo poseía ese dinero o si alguien se lo prestó. De ser así, la investigación comenzará a rastrear al verdadero dueño y la causa giraría directamente hacia la expresidenta. Pero además el trabajo pericial analiza los registros de huéspedes del Waldorf para determinar si allí se simuló la ocupación de habitaciones, una maniobra de lavado por la que los Kirchner son investigados en las causas Hotesur y Los Sauces. En mayo TN.com.ar reveló que la pesquisa había posado su mirada sobre siete pasajeros que negaron ante la justicia haberse hospedado allí o aseguraron no recordar si estuvieron en el lugar. Del listado formaban parte María José González, Alberto Osvaldo Toledo, Héctor Federico Branca, César Dimas Cáceres Gil, Fabián Roberto Pastoriza, David Alberto Tressens Ripoll y Juan Pablo Flores. El magistrado le había pedido a la Prefectura que informe si se encuentra registrada en la facturación del Hotel el pago de estos pasajeros y si utilizaron tarjetas de crédito o débito. Fuentes judiciales adelantaron a este sitio que la documentación demostraría que los pasajeros se hospedaron en el hotel aunque algunos casos fueron extraños. En una primera visita a la justicia, Toledo negó enfáticamente haber utilizado los servicios del Waldorf, pero meses después aceptó que junto a su esposa durmió en el hotel. Lo llamativo es que según una presentación de Silvina Martínez, abogada de Margarita Stolbizer (impulsora de la causa), todas estas personas habrían pasado por la habitación 902, la misma que según los registros del hotel fueron ocupadas durante ocho años por Estela Rezuc y José Zambón, un matrimonio de Neuquén que ingresó al cuarto el 1º de enero de 2006 y lo abandonó el 5 de septiembre de 2013. Para la abogada los pasajeros fueron utilizados sin su consentimiento para lavar dinero. Sanfelice contestó que fue un problema en el sistema. Más rapidez En los primeros días de septiembre, la Cámara Federal porteña le ordenó a Rafecas que agilice la causa en la que se investiga a Sanfelice. El tribunal también le sugirió que embargue el hotel al ratificar a la exdiputada Margarita Stolbizer como amiga del tribunal en la causa. El fallo de la cámara integrada por los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia solicitó, además, que los investigadores “eviten producir evidencia ya generada en otros procesos”, en referencia a la Ruta del dinero “K”, Hotesur y Los Sauces.