Inicio / Provinciales / “Trabajamos para garantizar el derecho a la vivienda propia de los vecinos”

“Trabajamos para garantizar el derecho a la vivienda propia de los vecinos”

14 familias recibieron sus escrituras

Como parte de las iniciativas de regularización dominial que lleva adelante el Gobierno de Avellaneda, el Intendente Dionisio Scarpin junto al Subsecretario de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Matías Figueroa; Enzo Ricci, Coordinador del Programa Protege tu casa; el titular del Nodo de Cívico Reconquista, Raúl Medina y la Coordinadora de Hábitat en el Municipio, Lelia Paulín entregaron, este jueves 09 de agosto en el NIDO en Bº Cooperación, 14 escrituras gestionadas bajo el Programa Provincial Protege tu casa, a familias de esta ciudad.

Con esta entrega, “ya sumamos un total de 90 escrituras en menos un año“, señaló el Intendente quien agradeció al Gobernador Miguel Lifschitz y a Matías “porque este, como otros, es un programa muy bueno que resuelve un problema que existía en la sociedad santafesina“, señaló el mandatario. El reconocimiento fue extensivo al equipo de trabajo de la Coordinación de Políticas de Hábitat a nivel local.

“Que los vecinos sean dueños de su casa, nos motiva a seguir trabajando para garantizar el derecho a la vivienda propia”, destacó Scarpin.

Acompañaron en este acto, concejales, integrantes del Departamento Ejecutivo Municipal y representantes de instituciones.

PROTEGE TU CASA

Este trámite, gratuito para los vecinos, posibilita realizar la afectación de la vivienda (antes conocido como “Bien de familia”) y resguardar legalmente las viviendas familiares evitando, por ejemplo, que la casa sea rematada por deudas posteriores a su constitución.

Los interesados pueden informarse en la Oficina de Hábitat, ubicada en Calle 12 Nº 632, de lunes a viernes de 9 a 13hs.

Te puede interesar...

Poli: padres evalúan ir a la justicia para destrabar el conflicto docente

Debido al extenso conflicto que mantienen los gremios que representan a los docentes universitarios con el Ministerio de Educación de la Nación, un grupo de padres de alumnos del Instituto Politécnico de la ciudad evalúa la posibilidad de recurrir al ámbito judicial para efectuar un recurso de amparo con la intención de que se “garantice el derecho a la educación”, y que los estudiantes no sigan perdiendo jornadas de clase. Esta determinación se impulsó tras una reunión de padres autoconvocados que se realizó en la mañana de ayer en esta tradicional entidad educativa rosarina. En ese encuentro, expusieron una profunda preocupación porque sus hijos ya acumulan un mes sin actividades y si no aparece una posible solución al conflicto salarial de los maestros, tienen miedo de que puedan perder el año de cursado. “Hay varias puntas del reclamo. Una es que los estudiantes vuelvan a las aulas. Otra es que se respeten los horarios de consultas; que no aprieten con los exámenes a los estudiantes a último momento, y que la propuesta del gobierno nacional se haga de acuerdo a los tiempos que corren como para que tanto los docentes como la Universidad pública puedan tener financiamiento“, comentó Mario Melo, integrante del grupo de padres que promueve esta alternativa judicial para destrabar una situación que se presenta muy complicada. Y amplió: “Algunos comenzaron a trabajar en la posibilidad de un recurso de amparo. Entendemos que lo mismo ocurre en distintas ciudades como Mendoza, Córdoba y Buenos Aires, y es necesario tener una solución real en el ministerio de Educación de la Nación. Creemos que el derecho a la educación está por encima de otros derechos, y se debe conciliar con el derecho al trabajo“. En tanto, los padres, más allá de apoyar los reclamos salariales de los docentes, siguen solicitando a los referentes sindicales medidas diferenciales en las escuelas preuniversitarias como el Politécnico, el Superior de Comercio y la Agrotécnica de Casilda, ya que en esas instituciones educativas, a diferencia de las facultades, “las clases son presenciales, los chicos tienen menos autonomía y hábitos de estudio”, explicaron. Vale precisar que la medida de fuerza de los profesores universitarios comenzó el pasado 6 de agosto en las 57 universidades del país y amenaza con extenderse, ya que la oferta nacional no cubre el tremendo desfasaje que genera la inflación. En ese marco, la Conadu Histórica y siete organizaciones de base de Conadu, entre ellas la que nuclea a los docentes de la UNR (Coad), sostiene desde entonces una medida de fuerza por tiempo indeterminado. De la reunión de ayer en el Politécnico también participaron la directora del instituto, padres de alumnos del Superior, docentes y representantes de Coad, el gremio que los agrupa y que sostiene este extenso paro. En ese escenario de contrapuntos, los padres expresaron sus inquietudes, los profesores remarcaron su posición de lucha por una reconsideración salarial, y por encima de estos cruces, el ministerio de Educación de la Nación no interviene, y la Justicia se abre como un espacio de alternativa y presión dentro de un conflicto que suma cada vez más complicaciones. Varias alternativas “Recurrir al ámbito judicial sería la última alternativa, no queremos que se llegue a eso. Entendemos que el gobierno reaccionará antes. No puede haber tanta insensibilidad ante un tema ta importante“, confió Armando Mujica, del grupo de padres del Politécnico. “Después de la reunión nos fuimos con sensaciones positivas, porque cada vez hay más padres que se involucran. Si bien hay distintos matices y diferentes opiniones en las propuestas de acciones de protesta, creemos que son todas válidas, y sin dudas este fue otro gran llamado de atención para el gobierno nacional, para que mejore la propuesta. Acá, todos coincidimos en que la solución es tener a los chicos en las aulas y que los docentes tengan el mejor sueldo posible“, destacó Mujica. En relación a los próximos pasos, este papá contó que “seguiremos haciendo presencia en nuestro colegio y en el Superior. La situación está en manos del ministerio de Educación nacional, y si ellos no mejoran la propuesta, no se destrabará el conflicto“.