Inicio / Nacionales / José López, sobre los bolsos: “Ese dinero no es mío, es de varias personas de la política”

José López, sobre los bolsos: “Ese dinero no es mío, es de varias personas de la política”

El exsecretario de Obras Públicas negó haberse enriquecido de forma ilícita. La semana que viene lo indagarán en la causa de Los cuadernos de las coimas.

Pasaron dos años desde que José López cayó in fraganti cuando intentaba esconder bolsos con casi u$S 9 millones en un convento y el juicio oral en el que está procesado por enriquecimiento ilícito avanza. El exsecretario de Obras Pública llegó temprano a los Tribunales de Comodoro Py y declara ante el Tribunal Oral Federal 1. “Ese dinero no es mío, es de varias personas vinculadas a la política“, sostuvo.

Lo que voy a explicar ahora es la verdad, solo es verdadero lo que voy a decir ante este tribunal, por lo que no es dicho en esta declaración debe considerarse como descartado, desmentido y sin valor alguno”, manifestó en el comienzo de su declaración. “No me enriquecí ilícitamente“, aclaró.

En esta causa también son juzgados su esposa, María Amalia Díaz; la religiosa Celia Inés Aparicio y los empresarios Andrés Galera, Carlos Hugo Gianni y Marcos Marconi (estos dos últimos señalados como sus presuntos testaferros). “Voy a declarar siempre que no ponga en riesgo la seguridad de mi familia y la mía propia”, aclaró.

López fue uno de los colaboradores más cercanos del exministro Julio De Vido y se desempeñó como secretario de Obras Públicas en el Ministerio de Planificación, uno de los que más fondos manejó durante el kirchnerismo. El exfuncionario K fue detenido el 14 de junio de 2016, mientras trataba de ocultar bolsos con casi U$S 9 millones en un convento.

En ese sentido, negó haberse enriquecido de forma ilícita y aseguró: “Tengo las mismas propiedades que en el 2003, solo se agregó un gomón, un terreno fiscal en El Calafate y otro en Tucumán“. Y agregó: “Ningún miembro de mi familia se enriqueció”.

Te puede interesar...

Lanzan plan para reforzar el control de los inmigrantes

La novedad será acompañada por un sistema para regularizar su situación a través de la radicación. El objetivo será blanquearlos o expulsarlos del país si no lo hacen o si tienen antecedentes penales. Desde que asumió en diciembre de 2015, el Gobierno radicó a 530.000 extranjeros, expulsó a 1200 por delitos y otras causas y hay 600 procesos en marcha. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio , le presentó el programa a Macri, quien ordenó extenderlo a todas las fuerzas de seguridad. El director nacional de Migraciones, Horacio García, busca que los inmigrantes tributen por los servicios y los derechos que les da el Estado. “Peleamos contra la irregularidad migratoria, no contra los inmigrantes irregulares. Es necesario blanquearlos como condición para que accedan a los servicios y derechos que otorga el país”, explicó Totó García. En caso de que no accedan a regularizarse dentro de los 30 días de ser detectados como ilegales, o en caso de registrar antecedentes penales en su país o en la Argentina, comenzará el proceso de expulsión, que se redujo de cuatro años a cuatro meses, tras el decreto 70/2017. Según las cifras de Migraciones, en lo que va de 2018 los venezolanos lideraron las radicaciones, incluso por encima de los bolivianos y paraguayos, que encabezan el índice del flujo migratorio históricamente. Desde enero se radicaron 25.445 venezolanos (25,04%), 24.429 paraguayos (24,04%), 18.827 bolivianos (19,5%), 8889 peruanos (8,75%), 8063 colombianos (7,94%) y 14.951 de otros países (14,71%). Total: 100.604 radicaciones. El primer paso del plan de control de inmigrantes ilegales consistirá en lanzar en septiembre una aplicación para teléfonos celulares de agentes de salud, seguridad, policías, gendarmes y policías provinciales, entre otros. El dispositivo permitirá conocer la situación migratoria de cualquier extranjero: si tiene residencia permanente, temporaria, visa de turista o si no está regular. También detectará si no tiene registro de ingreso en la frontera por algún paso fronterizo. En una demostración que hizo García en los últimos días, puso el nombre del asesor presidencial ecuatoriano Jaime Duran Barba y la aplicación arrojó como resultado: “residencia temporaria”. Según los funcionarios migratorios, si se identifica a un extranjero con ingreso ilegal circulando cerca de un paso fronterizo, en flagrancia, se lo podría expulsar del país hasta que haga su ingreso legal. En caso de ser residentes ilegales se les dará un plazo de 30 días para radicarse. Suelen encontrarse casos en hospitales, donde se atienden: los médicos los podrían detectar con la aplicación de su celular. En la aplicación se ingresará el nombre, la nacionalidad y fecha de nacimiento del extranjero, y se accederá a su situación migratoria, últimos tres ingresos y salidas del país, y los antecedentes. “Si usan un hospital público o servicios, deben tributar al Estado”, señaló García. Para radicarse, Migraciones lanzará en septiembre otro sistema de regularización a distancia, por internet, que reemplazará el trámite de largas colas y burocracia estatal. En el sitio web de Migraciones, el interesado iniciará el trámite en el link de Radex (Radicación a Distancia de Extranjeros). Deberá ingresar datos biográficos, fotos de sus certificados de residencia y antecedentes penales del país de origen y pagar la tasa: $3000 para ciudadanos del Mercosur y $6000 para los extra- Mercosur. El proceso terminará en la sede de Migraciones correspondiente a su domicilio para las huellas dactilares y la foto, tras lo cual se le enviará el DNI a su casa. El trámite completo debería tardar, si es normal, una semana. “En los últimos 15 años ingresaron muchos extranjeros que recibieron asistencia del Estado, en salud o educación, sin pagar impuestos. Todos deben ser regulares, con derechos y con obligaciones”, dijo una fuente oficial. “No puede ser que no se tribute. Hoy no se siente como una necesidad la regularización. Los derechos y los beneficios del Estado deben tener el mismo estatus para argentinos y para extranjeros”, agregó el funcionario. En la regularización, Migraciones preguntará la actividad profesional de origen para vincularla con la demanda de trabajo en la Argentina. En Río Negro, el organismo descubrió una demanda de 43 médicos. “Entonces, van a ir médicos venezolanos. Pero también los argentinos se enteraron y también irán”, dijo un funcionario oficial. En los próximos días, el Centro Argentino de Ingenieros hará un relevamiento para 6700 ingenieros venezolanos recién ingresados, que podrán insertarse en el mercado local. El 93% de ellos no tiene problemas en ir al interior. El 80% de los 530.000 inmigrantes radicados desde 2015 viven en la ciudad de Buenos Aires y en el primer cordón del conurbano. Venezolanos, a la cabeza del flujo migratorio En 2018: Ingresaron al país 25.445 venezolanos (25,04%), 24.429 paraguayos (24,04%), 18.827 bolivianos (19,5%), 8889 peruanos (8,75%), 8063 colombianos (7,94%) y 14.951 de otras naciones (14,71%) Tasa migratoria Pagarán $3000 los ciudadanos del Mercosur y 6000 los “extra-Mercosur”. Los venezolanos son considerados del Mercosur, pese a la sanción al país.