Inicio / Deportes / Cómo vive Argentina la previa de su debut ante Islandia

Cómo vive Argentina la previa de su debut ante Islandia

Cómo vive Argentina la previa de su debut ante Islandia

Los jugadores de la selección argentina todavía no salieron a la cancha para enfrentar mañana a Islandia en Moscú, pero igual empezaron a jugar el Mundial. El clima de Rusia 2018 ya se metió en cada recoveco de la lujosa concentración en Bronnisty. Es que la mayoría de los futbolistas y el cuerpo técnico que comanda Jorge Sampaoli utilizaron la tarde libre de ayer para mirar con mucha atención el partido que rompió la cinta del torneo entre Rusia y Arabia Saudita. También la delegación albiceleste observó un rato la fiesta inaugural. Cerca de las 18 (hora rusa), los jugadores fueron ubicándose en los cómodos sillones del salón principal del búnker y siguieron el encuentro en la pantalla gigante. Estuvieron desde el técnico Jorge Sampaoli hasta el capitán Lionel Messi.
Cuentan que hubo muestras de asombro ante lo abultado del marcador, sobre todo porque es poco factible que comience un Mundial con una goleada de 5 a 0 como la que le propinó el anfitrión Rusia a Arabia Saudita. Obvio que la movida se matizó a puro mate, entre risas y comentarios para todos los gustos cuando el televisor devolvía la imagen tan seguida de los jugadores rusos festejando goles. Uno de los más sorprendidos con el resultado fue el propio Sampaoli, quien por el rol que desempeña miró la victoria local con ojos más rigurosos que los jugadores. Además, Sampa tiene un marcado respeto por Juan Antonio Pizzi, el actual técnico de Arabia, quien en su momento heredó el equipo campeón que el Zurdo le había dejado en la selección chilena. El ex técnico de Central extendió los logros y se consagró en la Copa América Centenario cuando venció por penales a Argentina. Pero terminó juntando petrodólares en Arabia luego de que no pudiera clasificar a la selección de Chile a Rusia 2018. Igual, se dio el gusto de estar en el Mundial porque aprovechó la vacante que dejó la destitución de Edgardo Bauza, actual técnico de Central y ex entrenador justamente de Pizzi.

Al Zurdo le encantó que el grupo se reuniera para seguir fortaleciendo las relaciones humanas a un día del estreno mundialista y a casi una semana de estar conviviendo en tierras moscovitas. Esta vez, la excusa que calzó como un guante fue la cita inaugural entre los locales y los árabes. Pero el encuentro también le sirvió al Zurdo para seguir buscando el compromiso y la unión grupal, con juegos, conversaciones entre ellos, momentos de distensión y frases motivadores, como si fueran mimos al alma de los futbolistas. Es que al entrenador casildense no sólo le importa la táctica y la estrategia en estos tiempos en que los resortes emocionales son tan o más determinantes que aprovechar una jugada de pelota parada o meter un gol.

Te puede interesar...

Uruguay derrotó 1 a 0 a Egipto sobre la hora en su debut en el Mundial

Por la primera fecha del grupo A de la Copa del Mundo, Uruguay y Egipto se cruzaron en Ekaterimburgo. A los sudamericanos les costó hacer prevalecer su juego y recién en el final pudieron sacar la diferencia de 1-0 a través de un cabezazo de José María Giménez. Durante la primera etapa, uruguayos y egipcios se repartieron la posesión de la pelota. A los dirigidos por el Maestro Tabárez les costó hilvanar juego a través de sus mediocampistas centrales y De Arrascaeta no estuvo iluminado. Incluso Godín, desde el fondo, fue el único que intentó romper líneas rivales lanzado en ataque. Con dos líneas de cuatro bien marcadas, el elenco de Héctor Cúper trató de manejar los tiempos y exhibió buenas conexiones hasta el área del adversario. Sin embargo, le costó generar peligro en la zona de juego y dejó en evidencia su falta de jerarquía en ataque. El grito desaforado de Giménez y el resto de los uruguayos sobre la hora (REUTERS/Damir Sagolj) A los pocos segundos del complemento, Mohamed Elshenawy (arquero egipcio) le ahogó el grito a un Luis Suárez errático, que perdería más tarde otro mano a mano con el guardameta rival, una de las figuras del encuentro. El semblante del equipo de Tabárez no se modificó pese a los cambios de los carrileros (Carlos Sánchez y Cebolla Rodríguez por Nandez y De Arrascaeta). Egipto se sintió cómodo pero tampoco generó peligro en el complemento. Edinson Cavani tuvo la llave del gol en el epílogo, pero un tremendo remate cruzado fue desviado por Elshenawy, quien más tarde tuvo suerte al estrellarse en el palo un tiro libre al borde del área del atacante del Paris Saint Germain. No parecía ser el día de la Celeste, pero por medio de una fórmula que siempre le da resultado como la pelota parada, quebró el cero sobre la hora. Fue José María Giménez el que ganó en las alturas y dejó sin oposición al golero de los Faraones. Elneny marca a Bentancur: el jugador de la Juventus no tuvo su mejor partido (REUTERS/Damir Sagolj) El inteligente planteo de Cúper, quien optó por preservar a Salah (jugaría con Rusia en la segunda fecha), se desmoronó ante este imprevisto. Y ya no hubo tiempo para reaccionar. Uruguay tendrá que mejorar mucho su juego para figurar entre los candidatos, pero dio el primer paso y lidera la zona junto a Rusia. Además, rompió una racha histórica: hacía 58 años que no triunfaba en un arranque mundialista (la última vez había sido ante Israel en México 70). Suárez estuvo errático y desaprovechó varias chances frente a los egipcios (REUTERS/Damir Sagolj)