Inicio / Deportes / A Suárez se lo vió impreciso en su arranque en Rusia

A Suárez se lo vió impreciso en su arranque en Rusia

A Suárez se lo vió impreciso en su arranque en Rusia

El pistolero no hiere. Dispara pero no lastima. Impreciso en la puntería, Luis Suárez debutó en Rusia 2018 con buenas ocasiones de gol pero sin generar daño.

En un partido controlado prácticamente por Uruguay desde el comienzo, el jugador del Barcelona tuvo la primera ocasión de gol del partido. Asistido por Cavani, quedó mano a mano con Ahmed el-Shenawy y, en el vértice del área chica, impactó el balón que un segundo más tarde terminaría dando en la rodilla del arquero egipcio, quien reaccionó a una gran velocidad.

Minutos más tarde, Suárez tuvo otra oportunidad en sus botas, pero del lado izquierdo. El uruguayo volvió a quedar frente al portero africano y tampoco pudo capitalizar la ocasión. Su capacidad de respuesta fue más lenta que el achique de Ahmed, que se quedó con el control de la pelota sin siquiera permitirle enganchar.

Te puede interesar...

Uruguay derrotó 1 a 0 a Egipto sobre la hora en su debut en el Mundial

Por la primera fecha del grupo A de la Copa del Mundo, Uruguay y Egipto se cruzaron en Ekaterimburgo. A los sudamericanos les costó hacer prevalecer su juego y recién en el final pudieron sacar la diferencia de 1-0 a través de un cabezazo de José María Giménez. Durante la primera etapa, uruguayos y egipcios se repartieron la posesión de la pelota. A los dirigidos por el Maestro Tabárez les costó hilvanar juego a través de sus mediocampistas centrales y De Arrascaeta no estuvo iluminado. Incluso Godín, desde el fondo, fue el único que intentó romper líneas rivales lanzado en ataque. Con dos líneas de cuatro bien marcadas, el elenco de Héctor Cúper trató de manejar los tiempos y exhibió buenas conexiones hasta el área del adversario. Sin embargo, le costó generar peligro en la zona de juego y dejó en evidencia su falta de jerarquía en ataque. El grito desaforado de Giménez y el resto de los uruguayos sobre la hora (REUTERS/Damir Sagolj) A los pocos segundos del complemento, Mohamed Elshenawy (arquero egipcio) le ahogó el grito a un Luis Suárez errático, que perdería más tarde otro mano a mano con el guardameta rival, una de las figuras del encuentro. El semblante del equipo de Tabárez no se modificó pese a los cambios de los carrileros (Carlos Sánchez y Cebolla Rodríguez por Nandez y De Arrascaeta). Egipto se sintió cómodo pero tampoco generó peligro en el complemento. Edinson Cavani tuvo la llave del gol en el epílogo, pero un tremendo remate cruzado fue desviado por Elshenawy, quien más tarde tuvo suerte al estrellarse en el palo un tiro libre al borde del área del atacante del Paris Saint Germain. No parecía ser el día de la Celeste, pero por medio de una fórmula que siempre le da resultado como la pelota parada, quebró el cero sobre la hora. Fue José María Giménez el que ganó en las alturas y dejó sin oposición al golero de los Faraones. Elneny marca a Bentancur: el jugador de la Juventus no tuvo su mejor partido (REUTERS/Damir Sagolj) El inteligente planteo de Cúper, quien optó por preservar a Salah (jugaría con Rusia en la segunda fecha), se desmoronó ante este imprevisto. Y ya no hubo tiempo para reaccionar. Uruguay tendrá que mejorar mucho su juego para figurar entre los candidatos, pero dio el primer paso y lidera la zona junto a Rusia. Además, rompió una racha histórica: hacía 58 años que no triunfaba en un arranque mundialista (la última vez había sido ante Israel en México 70). Suárez estuvo errático y desaprovechó varias chances frente a los egipcios (REUTERS/Damir Sagolj)