Inicio / Provinciales / santa fe / La Asociación de Obstetricia y Ginecología de Santa Fe manifestó su rechazo al aborto legal

La Asociación de Obstetricia y Ginecología de Santa Fe manifestó su rechazo al aborto legal

A continuación el comunicado oficial:

“La Asociación de Ginecología y Obstetricia de la ciudad de Santa Fe manifiesta su total rechazo al dictamen de las Comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia; y de Acción Social y Salud Pública, de la Cámara de Diputados de la Nación, el que cobró estado público. En el referido dictamen se violentan gravemente derechos de jerarquía constitucional, tales como el igual derecho a la vida de todo ser humano (nacido o no nacido), el derecho a la libertad de ejercicio profesional de los médicos y el derecho a la objeción de conciencia (artículos 14, 16, 29, 33, 75 incisos 22 y 23 de la Constitución Nacional; artículos 1, 2 y 6 de la Convención de los Derechos del Niño en las condiciones de su vigencia y artículos 4 y 12 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos). En el referido dictamen, además de establecerse el derecho al aborto libre y a petición dentro de las primeras 14 semanas de gestación, se establece el derecho al aborto en el supuesto de violación con la presentación de una declaración jurada y el derecho al aborto si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. Asimismo, se consagra un derecho al aborto, sin límite gestacional, si estuviera en riesgo la vida o la salud de la mujer o persona gestante, considerada como derecho humano, eliminándose el requisito de que no existan otros medios para evitar dicho riesgo (actualmente vigente).

También se establece la responsabilidad penal de los profesionales de la salud, mediante la tipificación de conductas excesivamente amplias, tales como dilatar u obstaculizar la práctica abortiva, existiendo un serio peligro de que se subordine el criterio médico y su libertad en el ejercicio profesional, al criterio de otros profesionales de la salud, quienes, en definitiva, podrían ser quienes decidan si corresponde o no la realización de dicha práctica, mediante dictámenes psicológicos o relativos a la salud en sentido social.

Lo expuesto, también contradice la ley provincial 4931 que regula el ejercicio del arte de curar y sus ramas auxiliares, conforme a la cual “… todo profesional debe tener el derecho de ejercer y recetar libremente de acuerdo a su ciencia y conciencia” (artículo 132).

Finalmente, el proyecto de dictamen atenta gravemente contra el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales de la salud y de las instituciones que aquellos conforman, puesto que restringe de modo irrazonable el derecho de los primeros, y se los deniega las segundas, resultando manifiestamente inconstitucional. A su vez, propone la creación de un Registro de Objetores de Conciencia de carácter discriminatorio.

Solicitamos a los diputados y senadores de la Nación que, en resguardo de la Constitución y del Estado de Derecho, se respete el derecho la vida de todo ser humano (nacido o no nacido), como así también los derechos de libertad en el ejercicio profesional y de objeción de conciencia de los profesionales de la salud, resguardándolos de todo trato discriminatorio, conforme al pluralismo y a las exigencias de una verdadera democracia”

Te puede interesar...

Presentaron nuevamente el proyecto para regular las ferias populares de Rosario

El proyecto, que había perdido estado parlamentario recientemente, cuenta además con el acompañamiento del resto del interbloque justicialista, y de los bloques de Ciudad Futura y del Frente Social y Popular. El proyecto busca avanzar en la formalización y regulación del trabajo de miles de rosarinos, que vienen desarrollando ferias en distintos espacios de la ciudad -en algunos casos desde el año 2001-, al mismo tiempo que intenta organizar el uso del espacio público. En ese sentido, Toniolli remarcó que “en momentos difíciles en términos socioeconómicos, creemos que es importante tener un marco legal que -por un lado- reconozca el carácter de trabajadores de quienes hace años buscan un ingreso en las ferias, y que además permita garantizar la convivencia comunitaria, centralmente con vecinos y comerciantes”. “De nada sirve actuar como lo hace el Ejecutivo Municipal, haciendo como que las ferias informales no existen: esta actitud es la que termina abriéndole la puerta a algunos vivos que pretenden cobrarle peaje a los feriantes por trabajar”, señaló Toniolli, y explicó: “De aprobarse este régimen, quedarían claros los criterios de fiscalización, y que el único habilitado para cobrar el canon que habilita a feriar es el Estado. También redundaría en la mejora y ordenamiento del espacio público, garantizados por medio de los convenios de feria”. Asimismo, los delegados y delegadas de las distintas ferias -que formaron parte de la redacción de la iniciativa- participaron del evento y expresaron su posicionamiento. “Hace dos años que presentamos el proyecto, pero hace más de 15 años que somos feriantes, y necesitamos que nos reconozcan por lo que somos, que nos reconozcan como gente de trabajo”, sostuvo Mari Caceres, delegada de la feria de Rouillón y Maradona. Participaron de la conferencia de prensa los concejales Osvaldo Miatello, Juan Monteverde, Eduardo Trasante, y la concejala Fernanda Gigliani.