Inicio / Provinciales / Gaboto y Maciel van por sus oficinas para otorgar licencia de conducir

Gaboto y Maciel van por sus oficinas para otorgar licencia de conducir

07-12-2017 | OTRAS LOCALIDADES | RECLAMO
Gaboto y Maciel van por sus oficinas para otorgar licencia de conducir

Después del escándalo ocurrido en el centro Nº 67 a mediados de 2015, los vecinos de la región se quedaron sin dependencias en la zona.

Centro de Habilitación de LicenciasCentro de Habilitación de Licencias

Luego de que en 2015, cuando saltó el escándalo por el otorgamiento de carnés de conducir a 21 ciudadanos colombianos, cerrara el Centro de Licencias de Maciel y los habitantes de la región quedaran si una dependencia para realizar el trámite, tanto esta comuna como la de Puerto Gaboto podrían abrir sus oficinas en 2018.

El 18 de agosto de 2015 la provincia decidió la clausura del Centro de Habilitación de Conductores Nº 67 de Maciel debido al otorgamiento de manera irregular de carnés de conducir a ciudadanos colombianos.

Tres meses antes, la Agencia Provincial de Seguridad Vial había comenzado a investigar ese centro por la emisión de 21 licencias de conducir a extranjeros y luego de analizar la situación determinaron clausurar provisoriamente la oficina en la que se emitían las licencias para los vecinos de esta localidad, además de Monje, Puerto Gaboto, Oliveros y Clarke.

Se trataba de 21 personas que habían hecho sus cambios de domicilio en el Juzgado de Maciel, pero cuyas direcciones no existían, y figuraban como zona rural, zona suburbana o alguna calle pero sin numeración. Las habilitaciones fueron extendidas por cinco años, cuando en realidad deberían haber sido por uno.

El 1º de septiembre de ese año, la APSV estipuló por una resolución el cierre definitivo de la dependencia. Y a partir de entonces, los habitantes de los pueblos que gestionaban sus licencias en Maciel tuvieron que hacerlo en Puerto San Martín. Dos empleados de la dependencia fueron despedidos y se inició un sumario administrativo.

En febrero

Aunque desde entonces la comuna de Maciel hizo algunos intentos por reabrir la dependencia, fue la gestión de Puerto Gaboto la que empezó a trabajar con fuerza para lograr su propio centro, y es indudablemente la que está más avanzada en el trámite. Tan así es que la presidenta comunal, Sandra Aguirre, estipuló que para febrero los vecinos de esa y otras localidades podrían estar tratando sus licencias.

"Seguimos adelante con este proyecto, venimos trabajando hace casi un año, tenemos todo resuelto, el centro va a funcionar en Puerto Gaboto", indicó la mandataria.

Para ello, las autoridades ya acondicionaron una oficina sobre calle Bustinza, al lado de la comuna, construyeron un circuito para tomar los exámenes y trabajan en la señalización.

"Estamos muy avanzados, recibimos la semana pasada a las autoridades de Seguridad Vial y para febrero estaríamos ya en condiciones de abrirlo. Para esto, armamos la oficina completa de cero, tenemos una jueza de Faltas, inspectores de calle que tendrán que ir a tomar cursos específicos, contamos con un médico y una psicóloga, a los que se podrá sumar una fonoaudióloga de ser necesario", precisó Aguirre. Y aclaró que, además de los trámites a nivel provincial, también necesitan el permiso nacional.

Inicio de trámites

Mientras tanto, y con el apoyo de otras localidades más un fuerte espaldarazo del senador Danilo Capitani, el jefe comunal electo de Maciel, Pedro Tobozo, ya mantuvo una reunión con el director de Sistemas Técnicos y Administrativos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Ariel Minuet, para comenzar con los trámites. "Hay que empezar todo de cero, lo podríamos abrir en agosto próximo, pero es un trámite que comenzaremos cuando asumamos", dijo Tobozo a LaCapital. Y afirmó que "son varias las comunas que nos apoyan para la apertura: Oliveros, Monje y Andino. Ahora todo depende de cómo avancemos con la documentación".

En efecto, el jefe comunal de Oliveros, Martín Calori, y su par electo de Pueblo Andino, José Abraham, ya se sumaron a la propuesta, que también tendría el sí del jefe comunal de Monje, Pedro Severini,

En la reunión con Tobozo, Minuet afirmó que "todo aquel municipio o comuna que pretenda el centro de licencias tiene la posibilidad de tenerlo siempre y cuando cumpla con todas las exigencias que tiene la APSV. No impedimos a nadie, está abierto para todo aquel que quiera tener esta herramienta".

Del Senado

El apoyo a Maciel vino también de la Cámara de Senadores provincial, que aprobó un proyecto de comunicación del legislador por el departamento San Jerónimo, Danilo Capitani, que solicitó al Poder Ejecutivo realizar "las gestiones para la reapertura del Centro de Otorgamiento de Licencias de Conducir que funcionaba en la localidad de Maciel".

En los fundamentos se explica que el Centro de Otorgamiento de Licencias fue desactivado hace tiempo debido a distintas irregularidades observadas en el mismo, lo cual motivó que los ciudadanos que deben renovar u obtener por primera vez su carné de conducir tengan que dirigirse a otras localidades con el consiguiente trastorno.

Fuente: SM – La Capital

Imprimir

Te puede interesar...

Ballerini: “Se está avanzado en una agenda contraria a la vida”

El Licenciado y Profesor de Nivel Medio y Superior en Teología (SITB) y Magister en Ética Biomédica (UCA), Gabriel Ballerini visitó la ciudad de Reconquista y realizó una disertación ante una multitud. Recorriendo el país, con la ciudad de Reconquista en agenda, Ballerini disertó sobre el valor de la vida y de la familia, “que como argentinos queremos ver plasmado sobre todo en nuestro país”, dijo a este medio. “Vemos con preocupación cómo se está avanzando con una agenda que es contraria a la vida, que es contraria a la familia, que es contraria a los valores que nos han caracterizado como sociedad desde nuestra fundación como país. Estamos teniendo este tipo de charlas para abrir los ojos frente a lo que ahora vemos, una tendencia y una promoción por parte del gobierno en la ideología de género que es todo una cosmovisión que atenta contra el buen vivir de los argentinos”, señaló Ballerini. P: – ¿Preocupa esta situación? G.B.: Preocupa enormemente. Ante todo este tema que se manifiesta con el tema ideológico en género, quiero marcar la diferencia: una cosa es tener un país inclusivo, democrático, no discriminatorio, abierto a todos, por supuesto que cada uno elija vivir el estilo de vida que quiera en cuanto a su intimidad, su sexualidad, su autopercepción, es decir, todo lo que está en juego. Ahora, cuando el Estado empieza a sancionar leyes que son punitivas como el caso del médico (Rodríguez Lastra) que quiso cumplir con su deber como médico, estudio para salvar al vida, y resulta que hay un Estado que lo está imputando, vamos a ver si la justicia sanciona este caso. Vemos con preocupación cómo hay un Estado que está defendiendo los derechos de cierto sector de los ciudadanos, pero de alguna manera avasallando, vulnerando los derechos de otro sector de la ciudadanía. Eso hace que haya colisión legal y es un problema. La verdada que en nuestro país debemos aprender a vivir en democracia, a respetar al otro, tolerarnos, y defender los derechos de cada sector. P: Gabriel, ¿podés fundamentar el Si a la Vida? G.B.: Es fundamental para una Estado que se llama democrático, para un Estado que quiere realmente dar lo mejor a sus ciudadanos. Un país que no respeta la vida, es un país que no tiene esperanza, que no tiene futuro. El derecho y el respeto a la vida es el primer derecho humano fundamental por excelencia. Desde el punto de vista biológico hay vida humana desde la concepción, desde le punto de vista legal es un derecho humano. Desde cualquier ángulo que uno quiera analizarlo, el derecho a la vida es fundamental para cualquier país de bien. P: En medio de este debate entre “celestes” y Verdes” se nota una grieta muy amplia y mucha violencia. ¿Cual e tu percepción? G.B.: La principal grieta es tener un país con un sector de la sociedad que respeta leyes y quiere vivir en armonía con el resto, y otro que no respeta nada. La marcha del encuentro nacional de mujeres, que no se si llamarlo de esa manera, porque fue una horda de vandalismo qu destrozó a la ciudad de Trelew, rompieron casas, edificios, 50 mujeres entraron a un restaurante, almorzaron, se levantaron y se fueron sin pagar; avasallaron lugares públicos. Vivir en democracia no que cada uno haga lo que quiera, tiene que haber orden, tiene que haber un respeto por el otro. cómo argentinos tenemos que ver qué país queremos construir, es decir, hacia qué tipo de sociedad queremos avanzar.