Inicio / Santana regresa cargado de fuego

Santana regresa cargado de fuego

Santana Santana – IV, 3 estrellas y media

Santana IV es un título audaz para este déjà vu. El disco reúne a la mayoría de los integrantes del Santana de Woodstock en el 69 (el guitarrista fundador Carlos Santana, el baterista Michael Shrieve, el cantante y tecladista Gregg Rolie y el percusionista Michael Carabello) con el guitarrista Neal Schon, un adolescente prodigio cuando se sumó para su tercer LP, Santana III, de 1971. Este disco retoma con fuerza aquel avance conguero en el territorio del soul y del jazz, que se había interrumpido con la implosión del grupo. "Love Makes the World Go Round", con Ronald Isley como cantante invitado, revive la intensidad de fiesta callejera de "Everybody's Everything", del LP del 71; y la regresión instrumental de "Fillmore East" es un despegue vintage rotundo.

Schon, quien renunció a Santana en 1973 para lanzar Journey con Rolie, es un complemento maduro para el guitarrista veterano. Pero el placer principal viene de la oportunidad de escuchar tantos solos del propio Santana, sin las distracciones de sus duetos con celebridades. Las composiciones se apoyan en ánimos y grooves familiares. Pero es una nostalgia con onda, una reunión como confesión. La de Santana IV es probablemente la mejor alineación de Santana, y nos recuerdan que la habían desechado demasiado pronto.

Por David Fricke

Te puede interesar...

Ya son diez las víctimas fatales por la bacteria estreptococo

El estreptococo o steptococcus pyogenes se cobró nuevas víctimas fatales en distintos puntos del país, entre ellas un nene de Catamarca, un adolescente de Cipolletti y un anciano de Mar del Plata; por lo que ya son diez las muertes vinculadas a la misma bacteria. Este martes se supo que un nene de dos años que iba a la guardería de un colegio en Vicente López murió el domingo en Miami, mientras estaba de vacaciones con su familia. A este caso se sumó el de un hombre de 77 años que murió en las últimas horas en una clínica privada de la ciudad de Mar del Plata. El subsecretario de Salud municipal, Pablo de la Colina, informó que lo habían internado el sábado con un cuadro de fuerte dolor en el pecho y una seria dificultad respiratoria. Cuando le hicieron los estudios de sangre, confirmaron que estaba infectado. También se supo que tenía úlceras en los pies, lo que podría haber sido la puerta de entrada de la bacteria. En Catamarca murió un nene la semana pasada, según se confirmó en el Boletín de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaria de Salud de la Nación. Sin embargo, el caso se conoció públicamente días después. El cuarto caso fatal informado en las últimas horas fue el de un joven de 15 años que murió domingo en la ciudad de Cipolletti, en Río Negro, según lo confirmó al portal LM la jefa del área de Epidemiología del hospital local, María Luz Riera. La especialista dijo que el adolescente “ingresó con 35 kilos y con una falla multiorgánica” y señaló que después de que el paciente murió le hicieron los exámenes complementarios en los que se detectó la bacteria. En el último Boletín de Vigilancia Epidemiológica (que abarca el período desde el 19 de agosto al 14 de septiembre), en el que no estaban contabilizados los casos del nene de 2 años que murió en Miami, el del adolescente de 15 de Cipolletti, ni el del hombre de 77 de Mar del Plata, figuraban 16 casos confirmados de enfermedad invasiva por Streptococcus pyogenes. De esos 16 casos, siete se convirtieron en víctimas fatales y las muertes ocurrieron en el Hospital Pedro de Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires (2); en Rosario (1); en Posadas (1); en Río Negro (1); en Pergamino (1) y en Catamarca (1), este último el caso que se conoció públicamente hoy. Según el Boletín, sólo dos casos refirieron factores de riego previos (varicela y escaraltina) y tres de los pacientes presentaron co-infección con influenza A.